Mientras comía.

Le quitaron la vida a un hombre mientras estaba comiendo al lado de su pareja y un bebé en el restaurant Jameson en el barrio Playa del municipio de Salinas en Guayama, Puerto Rico.

El hombre ultimado respondía al nombre de Rafael Ángel Montañez Oquendo, quien tenía de 33 años de edad.

Los hechos sucedieron a las 5:20 p.m. en el interior del negocio mientras estaba acompañado de una mujer y un niño y se le acercó un individuo con abrigo con capucha oscura y pantalón gris, que sacó una PIST0L4 y le quitó la vida de varios B4L4Z0S.

La mujer y el niño resultaron ilesos, mientras que un cliente recibió un DISP4R0 en una pierna, su condición es estable.

Pero lo que a muchos le ha llamado la atención es ver cómo la mujer se pone de pie muy de prisa y deja el bebé abandonado y a expensas de que se le pueda pegar un TIR0.

Es cierto que no era mucha la protección que ella le podía dar al bebé, pero naturalmente el instinto de una verdadera madre hace que ella interponer su cuerpo ante las BAL4S para que no impacten tu bebé, pero en este caso no fue así.

Luego se supo que Rafael Ángel Montañez Oquendo, se encontraba en libertad bajo una probatoria federal por asuntos de DR0G4S. Todo indica que presumiblemente se trató de un ajuste de cuentas del bajo mundo.

Lamentablemente algunas personas creen que pueden dejar su pasado atrás y hacer su vida normal, pero el pasado los persigue de la peor manera.

Las autoridades indicaron que trabajarán con la identidad del desconocido mediante la ocupación de las cámaras de seguridad internas y externas del negocio y sus alrededores para dar con su paradero.

Por eso siempre aconsejamos a la juventud mantenerse alejada de este bajo mundo, para que tú vida no termine como la de Rafael Ángel Montañez Oquendo.