Justo acabando de nacer.

Una joven madre que acababa de dar a luz, cuando de repente todo se tornó en pesadilla, ya que a su bebé le quitaron la vida al instante, en un hecho sucedido en la ciudad de Sterlitamak en Rusia.

La madre del bebé fue identificada como Viktoria Ivanova ya estaba en la cama con su bebé cuando sucedió el terrible hecho, del cual no se ha establecido un motivo oficial.

Sucede que más temprano, ese mismo día, otra mujer llamada Alina Araslanova había dado a luz a su segunda hija.

El personal del hospital vio cuando Alina Araslanova caminaba en dirección a donde se encontraba Viktoria Ivanova, pero nadie se imaginaba lo que iba a suceder.

De pronto, Alina Araslanova se acercó a la cama donde estaba Viktoria Ivanova con su bebé, tomó el bebé de Viktoria y lo arrojó por la ventana de la sala de maternidad.

El recién nacido, Volodya, cayó al suelo y perdió la vida instantáneamente el lunes, informó la prensa Rusa. Ni siquiera tenía un día de edad.

“No hay rejas en las ventanas. No había nadie para evitar la tragedia”.

Los medios locales informaron más tarde que Araslanova había pasado anteriormente un tiempo en un hospital psiquiátrico , siendo tratada por depresión.

Pero fue dada de alta del hospital poco antes del nacimiento de su hija, ya que los médicos concluyeron que “no representaba una amenaza para los demás”.

La Dirección de Investigaciones dijo: “En la actualidad, se han iniciado una serie de medidas de investigación y operativas para establecer todas las circunstancias del hecho, así como los motivos y condiciones que lo llevaron”.

Pero lo más asombroso fue el mensaje que dio el padre del bebé fallecido luego, este dijo: “Es nuestra voluntad con mi esposa que esta mujer sea perdonada, no queremos castigarla”.

Añadió: “Debería permitírsele vivir su vida feliz. Hemos aceptado todo, no queremos que nadie sea castigado”. Lo hemos aceptado todo, no queremos castigo para nadie.

Desde entonces, Araslanova se ha sometido a un nuevo examen psiquiátrico. Se espera que los resultados decidan si será arrestada o enviada a un tratamiento obligatorio.

Sin embargo, sus hijos han sido trasladados y permanecen bajo el cuidado de las autoridades.

Estos son los padres del bebé y la mujer acusada del hecho. Debajo de la foto hay un video del reportaje de este caso.