En su casa.

En su misma vivienda en Utah, Estados Unidos.

El niño tenía el nombre de Kache Wallis de 4 años, quien fue visto con vida por última vez el sábado por la noche cuando su abuela lo acostó el sábado en la noche para dormir, pero cuando fue a verlo la mañana siguiente, el niño no se encontraba en ninguna parte.

Los familiares del pequeño llamaron a las autoridades después de buscarlo sin éxito. Cuando llegaron agentes, se llevó a cabo otra búsqueda, pero el niño todavía no estaba en parte y la investigación se amplió a buscarlo por toda la comunidad.

Los oficiales se decidieron registrar la casa por tercera vez: “fue en este momento cuando los detectives localizaron a Kache dentro de un pequeño baúl de juguetes en su habitación”, dijo el comunicado de prensa.

Cuando se analizó bien la escena, La policía dictaminó que el fallecimiento del niño de 4 años fue un accidente y que la causa del deceso fue asfixia posicional.

Al parecer, el niño jugando o simplemente explorando, se escondió en su caja de juguetes y en la posición que quedó no pudo salir y perdió la vida ASFIXIAD0.

En una campaña creada para recaudar dinero para los gastos del funeral de Kache, un ser querido escribió que Kache “era el pegamento que nos mantenía unidos”.

“Kache tenía una sonrisa que era contagiosa y amaba a todos, dondequiera que iba, y ellos lo amaban a él”. “‘Mi nombre es Kache con K’ decía. Simplemente no sabemos qué vamos a hacer sin él” Según decía el anuncio de la pagina de recaudar fondos.

Este es el video del reportaje en Inglés. Si usted no entiende, al menos sabrá que la noticia es real, porque aquí no publicamos nunca, noticias falsas.