El Celular.

La modelo y reina de belleza, Kimberly Karen Mota de Oliveira, de 22 años, estaba en el apartamento de su novio, en Manaus Brasil. En un momento de celos, Rafael Fernandes Rodrigues, de 31 años, le quitó la vida a PUÑAL4D4S a su novia . Fue detenido mientras intentaba escapar a España .

Durante las investigaciones, una amiga de la joven le dijo a la policía que su novio la recogió y la llevó a su departamento en el centro de Manaus. Imágenes del circuito de las cámaras de seguridad mostraron el momento en que Kimberly Karen sale de la casa de su amiga y se sube al auto de su novio.

Durante la mañana del día siguiente, la familia de la modelo, recibió una llamada de la policía informándoles que la habían encontrado sin vida en el apartamento del novio.

Cuando la policía encontró el cuerpo de Kimberly, su novio, Rafael Fernández ya se encontraba en la carretera en un intento de escapar a otro país. Las investigaciones policiales y las búsquedas de él comenzaron poco después de que se encontrara el cuerpo.

Dos días después, la Policía encontró el auto de Rafael volcado en una carretera al sur del estado. Rafael se escondió en una choza improvisada en el bosque y pagó a varios venezolanos para que lo custodiaran personalmente.

“Cuando los agentes recibieron la información de que se escondía, fueron a revisar y encontraron a seis venezolanos que le fueron encima con M4CHETES a la policía civil. Sin embargo, fueron detenidos incluyendo a Rafael.

Al ser interrogado, Rafael confesó el hecho y dijo que le quitó la vida a su novia después de ver mensajes en su teléfono celular y molestarse.

“Dice que ella fue al baño. En ese momento, dejó su celular en la cabecera. Conocía la contraseña y vio algunos mensajes que le molestaron. Fue a la cocina, escondió un CUCH1LL0 en su espalda y se acostó a su lado en la cama. En una distracción, dio la primera PUÑAL4DA en el cuello”, dijo el delegado.

Después de que la joven fuera APUÑAL4DA en el cuello, ella no reaccionó. Luego, según el testimonio rendido a la policía, Rafael le propinó a Kimberly dos PUÑAL4DAS más, a los que no pudo resistir y perdió la vida.

“Cuando él notó que ya no estaba viva, intentó sacar el cuerpo del apartamento y esconderlo, pero no pudo. La llevó al baño, lavó [el cuerpo] -porque estaba manchado de S4NGRE- para vestirla y sacarla del apartamento, pero no pudo. Como estaba muy nervioso, dejó el cuerpo y salió huyendo”, dijo Martins.

Hoy ya hace justo un año que sucedió este lamentable caso y Rafael Fernández todavía espera juicio de fondo para ser condenado de manera definitiva. El pasado 12 de abril, un jurado determinó que este sea juzgado sea sometido a juicio por un jurado popular .