DE UN EDIFICIO.

La depresión tristemente continúa avanzando y sigue cobrando vidas en todas partes de nuestro mundo. Ahora nos llega un caso muy lamentable desde Aruba.

Un joven tomó la decisión de acabar con su vida lanzándose de un séptimo piso de un edificio. Según fuentes fue en el Hotel llamado Divi. El joven dejó en una carta publicada en las redes, reconoce que la depresión lo venció.

El texto íntegro del joven dice de la siguiente manera:

Awe mi a perde mi lucha contra depreshon. Bye everyone. Chao a todos. Ayuden a que el video de mi discurso cree conciencia.

Me rindo, he perdido, la depresión vino, me eligió y me venció. Luché fuerte, pero no fue suficiente. En vez de vencerla, pasó algo peor. Aprendí a esconderla sin dejar huella alguna. Ahí me venció, porque a lo mejor, de no haber sido así, hubiese conseguido la ayuda que tanto necesité.

Pero no me puedo quejar, ¿De qué? Si yo mismo lo oculté. De hecho, aún a unas horas de mi MU3RTE, sigo creyendo que yo fui el que dejó a la depresión vencerme. Porque de haber buscado más ayuda, profesional y quizás espiritual, estoy seguro que todo esto tendría otro final.

Espero que mi discurso, se traduzca y recorra el mundo, no por fama, porque ya no estaré en vida, sino para ayudar a salvar a otras, como no pude salvar la mía.

Gracias a los que trataron. Gracias a los que me falta agradecer. Me despido. Dawryn (Jhon) Semeleer. #Bo #Merece #Mihor